El 7 de octubre de 1941, Tranvías de Barcelona SA, nombre que en aquellos tiempos definía nuestra empresa, inauguró la línea FC (actualmente la línea 40) con recorrido desde la calle Sepúlveda a Sant Andreu de Palomar, servida con vehículos llamados por aquel entonces «filobuses».

Estos vehículos no eran ni más ni menos que autobuses movidos por energía eléctrica, que tomaban mediante dos pértigas o troles que llevaban en el techo y que estaban en contacto permanente con los conductores eléctricos instalados en alto sobre la calzada.

Fueron trolebuses construidos con la idea de paliar en lo posible el mal estado en que se hallaban los vehículos de la red tranviaria y de autobuses así como la carencia de material móvil tras la Guerra Civil, para así poder cubrir la creciente demanda de transporte público que se generaba en los barrios limítrofes de Barcelona debido a la incipiente inmigración.

Otra razón que se tuvo en cuenta a la hora de decidir la construcción de trolebuses fue la dificultad en la importación de combustible y de recambios para los autobuses existentes. Los países abastecedores estaban en aquellos momentos en plena contienda bélica, ya que había estallado hacía poco tiempo la II Guerra Mundial y España se veía sometida al bloqueo marítimo debido a las ayudas que el gobierno del general Franco prestaba a los países componentes del Eje.

Los trolebuses funcionaban con electricidad y ésta la teníamos en nuestro país: las centrales hidroeléctricas del Pirineo nos la proporcionaban a un coste razonable. Por ello, sólo se precisó instalar la red urbana de la «filolínea» y montar una subcentral transformadora en Sant Andreu (Calle Gran de Sant Andreu nº 111, hoy sede del «Centre Cívic de Sant Andreu») para completar el abastecimiento eléctrico de la red del trolebús.

Para proceder a la construcción de estos trolebuses y además hacer frente a la reconstrucción y mantenimiento de la flota de tranvías, fue constituida en 1941 la Sociedad Maquinaria y Elementos de Transporte S.A ( Maquitrans ), dotada con un capital de 20.000.000 de pesetas, dividido en 40.000 acciones de 500 pesetas. Tranvías de Barcelona S.A. participó en su capital con la compra de 12.000 acciones, el resto pasó a suscripción pública.

Dos fueron los modelos de trolebuses fabricados o carrozados por Maquitrans en aquella época: los del tipo A o imperiales, de dos plantas, y los del tipo B de una sola planta. Estos modelos no fueron los únicos que circularon por Barcelona. En 1950 se importaron de Inglaterra chasis de British United Traction para ser carrozados en Barcelona. Años más tarde también se importaron, ya carrozados de Francia, trolebuses de la marca Berliet Vetra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>